Amanecer de un día agitado.

La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí.

Borges

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *